<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=438354930851253&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Agile

La velocidad en los equipos ágiles

La Velocidad en un equipo ágil es la magnitud determinada por la cantidad de trabajo realizado en un periodo de tiempo (en una iteración o sprint), por ejemplo; una velocidad de 100 puntos indica que el equipo realiza 100 puntos de trabajo en cada sprint. Para los equipos ágiles es muy importante mantener esta velocidad, pues significa que el equipo trabajó adecuadamente cumpliendo sus objetivos al liberar el producto comprometido.


La velocidad en un equipo ágil es la magnitud determinada por la cantidad de trabajo realizado en un periodo de tiempo (en una iteración o sprint), por ejemplo; una velocidad de 100 puntos indica que el equipo realiza 100 puntos de trabajo en cada sprint.

Para los equipos ágiles es muy importante mantener esta velocidad, pues significa que el equipo trabajó adecuadamente cumpliendo sus objetivos al liberar el producto comprometido, sin embargo, mantener la velocidad no siempre es tan simple, así que les vamos a hablar sobre tres buenas prácticas que ayudarán al equipo ágil a mantener su velocidad:

1. Una buena interacción del equipo

Es un aspecto clave para mantener la velocidad, cuando un equipo puede comunicarse fácilmente e intercambiar información en poco tiempo, cuando no compiten entre sí, cuando resuelven problemas con rapidez, llegan a consensos y toman decisiones fácilmente, será más sencillo alcanzar sus objetivos como equipo y con ello lograr mantener la velocidad del equipo.

2. Pruebas manuales

En un proyecto ágil hay poco tiempo para realizar las pruebas manualmente, así que la práctica de automatización en todos los niveles de pruebas ayudará a que el equipo sea más rápido y tenga mejor cobertura de pruebas, los ingenieros de pruebas deberán utilizar gran parte del tiempo generando, ejecutando, supervisando y manteniendo pruebas y resultados automatizados para los niveles de sistema e integración de sistemas.  Por su parte los desarrolladores se deben enfocar en la automatización de sus pruebas unitarias.

 

3. Integración continua

Es una práctica de desarrollo en la que los desarrolladores integran el código en un repositorio compartido con frecuencia, preferiblemente varias veces al día. Cada integración puede ser verificada por una construcción automatizada y pruebas automatizadas.

Aunque las pruebas automatizadas no son estrictamente parte de la IC, normalmente están implícitas, estas incluyen pruebas unitarias y de regresión.

Esta práctica ayuda a conocer rápidamente la calidad del software, detectando errores desde un inicio y localizarlos fácilmente. Esto evita que los defectos no detectados a tiempo en el código se conviertan en una bola de nieve que ponga en riesgo la velocidad del equipo.

También permite que los ingenieros de pruebas puedan dedicar tiempo a las pruebas manuales, utilizando por ejemplo una técnica de pruebas exploratorias, para evaluar nuevas características, cambios implementados y para las pruebas de confirmación.  Los ingenieros de pruebas pueden diseñar y crear pruebas automatizadas como parte del proceso de Integración continua.

 

CTA-MOFU-SERVICIOS

Te puede interesar